8 ejemplos de post que un redactor de contenidos puede aportar

En anteriores post ya he explicado la importancia de los contenidos para cualquier estrategia de marketing hoy en día, y por ende lo esencial de mantener un blog. Además, también he explicado las funciones del redactor de contenidos y cómo encontrar al mejor.

En resumen: ofrece contenidos educativos a tus potenciales clientes, resuelve sus dudas con post útiles y estarán más cerca de  eligir tu empresa y tus productos.

Para gestionar estos contenidos en un blog, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con un redactor de contenidos freelance profesional que pueda guiarte y ayudarte con tu estrategia de contenidos.

Además, existen varios tipos de post con los que el redactor de contenidos freelance puede asegurarse de que tu blog resuelve problemas reales y proporciona información útil.

1. Comparativa de un producto sobre otro

En el proceso de investigación, tratan de asimilar todos los productos que existen en el mercado y comparar sus ventajas e inconvenientes. Puede servir como ejemplo una comparativa entre el último modelo de móvil de una marca y el de otra marca.

Mediante este tipo de contenido , el redactor de contenidos podrá establecer en qué puntos sobresale tu producto respecto a otro.

2. El post que explica “cómo”

En línea con los contenidos que «educan» a tus lectores, los post que explican «cómo» te acercan a tus potenciales clientes porque les explica cómo funciona tu producto, o les aconseja sobre la mejor manera de utilizarlo.

Con este tipo de post en particular, el redactor deberá hacer un ejercicio para ser conciso. Debe evitar que las instrucciones queden farragosas o sean difíciles de comprender. Por ello, la estructura más típica en este tipo de post es el de un listado en el que, punto por punto, el redactor desgrane la información de modo que sea accesible.

Como ejemplo, imaginemos que tu negocio es una escuela privada de actividades extraescolares. En este marco, un redactor de contenidos podrá desarrollar un post sobre cómo elegir la actividad extraescolar más adecuada para sus hijos.

3. El contenido “curado”

Se trata de un tipo de contenido que da pie contextualizar tu negocio. Este contenido tiene grandes posibilidades: llevando a cabo una pequeña labor de documentación, el redactor de contenidos podrá encontrar a los líderes de pensamiento en la industria y que éstos expliquen la visión que rodea a tu negocio, o un punto concreto del mismo.

En el caso que he comentado de una escuela de actividades extraescolares, el redactor podría ocuparse de buscar y recomendar “7 charlas de TED para comprender a los adolescentes”.

4. Los post de opinión/autoridad

A menudo, los contenidos ayudan a tu negocio a establecerse como autoridad en un tema. Mediante este tipo de post, puedes explicar tu empresa en tus propias palabras, para que tu misión y filosofía lleguen a tus potenciales clientes.

Siguiendo con el ejemplo de la empresa de educación, quizás el redactor de contenidos pueda explicar tu visión: por qué las actividades extraescolares son esenciales para el desarrollo de un niño/a, o qué aporta tu centro que no se encuentra en la educación obligatoria.

5. El “qué es esto”

Este sea quizás el primer tipo de contenidos al que se acercarán tus potenciales clientes. Es decir, aquellos hayan oído hablar de tus productos pero no sepan exactamente qué son, o qué hacen. Este tipo de contenidos son una gran oportunidad: el redactor de contenidos deberá explicar a fondo el producto y cómo puede ayudar a quienes lo adquieran a gestionar sus necesidades.

Además, a partir de este tipo de post, se puede hacer una serie de llamadas a la acción interesantes. Sabemos que quien lo lea ya está interesado en conocer algo más sobre tu empresa. ¿Por qué no ofrecerle aún más contenidos, como por ejemplo un ebook?

6. “Las preguntas frecuentes”

Recopilar en un solo post las dudas más frecuentes sobre los es altamente útil para quienes ya conocen tu negocio y productos pero aún dudan sobre cómo funciona. El redactor de contenidos deberá hacer un ejercicio de documentación y de redacción concisa, para que todos los procesos que implican una relación con tu negocio queden explicados.

Siguiendo con el ejemplo del centro educativo de actividades extraescolares, el redactor freelance podrá resolver cuestiones de este estilo: ¿Cómo hacer la matrícula? ¿Hacéis clases de prueba al principio del curso? ¿Qué cualificaciones tienen los profesores? O incluso, ¿qué opciones tengo para realizar el pago?

7. “La guía definitiva”

Este tipo de post queda quizás algo alejado de los demás porque, en comparación, su longitud va a ser más extensa y su exhaustividad mayor.

Se trata de crear una de las conocidas como “pillar page”: un blog post que agrupe todos los tipos de post anteriores, o quizás más, de modo que un usuario pueda resolver dudas de todos los tipos a través de este contenido.

Esta guía definitiva debe guiar al usuario paso a paso con todos los procesos alrededor de tu empresa. Deberá ser útil tanto si el lector acaba de llegar a tu negocio, como si ya lo conoce pero aún no ha dado el paso para convertirse en cliente, o si ya es cliente pero necesita comprender mejor tu producto.

alba diez redactor freelance

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *