Cómo escribe un blog un redactor de textos profesional

Escribir un blog como un redactor profesional conlleva una serie de procesos que no se limitan simplemente a redactar.

En un ejercicio de síntesis, he querido mostrar los 6 pasos básicos que aseguran que un post para blog contiene todo lo necesario para hacerte triunfar con tu estrategia de contenidos.

La creación y actualización constante de un blog es básica para una estrategia de contenidos digital completa, para acercarte a potenciales clientes y mostrarte como figura de autoridad en la materia.

(Si lo prefieres, comienza con esta guía para dar tus primeros pasos en la creación de un blog)

Los servicios de redactor profesional de contenidos están cada vez más demandados. Pero no cualquier contenido es válido. 

Como redactora freelance, quiero mostrarte algunos de los criterios que, como profesional, tengo en cuenta.

blog textos freelance

Para quitarte este peso de encima y delegar en expertos existimos los redactores de contenidos freelance, como yo.

alba diez redactor freelance

No obstante, en esta guía de seis pasos quiero mostrarte una especie de CHECKLIST para escribir textos de calidad, de modo que tengas los criterios necesarios para comprobar si un texto cumple su objetivo o no.

1. Piensa sobre qué escribir en tu blog

2. Elige un buen título para los posts de tu blog

3. Utiliza palabras clave o Keywords

4. Elige una estructura correcta y atractiva para tus textos

5. Establece cuántas palabras debe tener un post

6. Revisa y corrige el post

Pero empecemos por el principio:

1. Piensa sobre qué escribir en tu blog

Lo primero y lo más importante es esto.

Con tu blog quieres acercar tu empresa a un público. Ese público, por su parte, debe encontrar solución a sus necesidades en tu blog.

blog textos freelance

Más tarde en el proceso de escritura nos preocuparemos de keywords, SEO y demás conceptos de marketing digital. Pero ahora debes pensar en qué puedes aportar tú a tu público.

Qué conocimientos tienes que puedan interesarles, qué productos vendes y qué pueden aportarles a ellos como potenciales clientes, qué experiencias personales y empresariales puedes contarles que les incumban, qué novedades en el sector al que perteneces les pueden importar…

El éxito de tu blog, el punto al que cualquier redactor profesional quiere llegar,  es aportar contenido original y que aporte valor a los lectores.

Dos ejemplos:

-Si eres vendes productos de cosmética natural, quizás a tus potenciales clientes les interesen los beneficios de utilizar productos de cosmética natural, los mejores productos para hidratar tu piel con cosmética natural, o las últimas tendencias en este tipo de cosmética.

-Si eres un psicólogo, acércate a tus potenciales clientes ofreciéndoles parte de tus conocimientos. Por ejemplo, cómo superar los pensamientos negativos o consejos sobre rutinas diarias para sentirse bien.

blog textos freelance

2. Elige un buen título para tus posts

Aquí se da el primer paso en tu estrategia de SEO y etiquetado. El redactor profesional imagina lo que tu potencial público buscará en Google para encontrar tu marca o tu blog. De este modo, se delimita también las palabras clave o keywords que deberán ir tanto en el título como en el cuerpo del post.

Los títulos que mejor funcionan son los que trabajan con frases completas, pues son las que introduce el usuario al buscar. Es decir, el usuario actual ya no tiende a escribir “alimentos perro” sino que buscará algo parecido a “cuál es la mejor opción para alimentar a mi perro”. Tu título debe utilizar estas palabras u otras similares.

blog textos freelance

(Aquí Google te está dando ideas para varios post: la gente busca sobre distintos tipos de comida para perro. Lo que haría un redactor profesional sería escribir un post sobre cada tipo. Hazlo: atraerás lectores porque estarás solucionando sus dudas)

Dos ideas para triunfar en el título de tu post:

– Tu post puede seruna lista: 5 trucos para… 7 consejos para…

Vivimos en una era de atención reducida. Con una lista, planteas a tus lectores que tu post es fácil de serguir.

-Que tu título haga una pregunta: “¿Qué son los biopolímeros?”.

Gran parte de las búsquedas en Google son preguntas. Tu post puede contestarlas.

3. Utiliza palabras clave o Keywords

Google funciona mediante un algoritmo (en cambio constante) que busca palabras en los textos para saber de qué trata cada web. Por ello, para que encuentre tus textos y los posicione en los primeros puestos, vas a tener que indicarle las palabras clave o keywords con la que identificar tu post y el contenido de tu blog en general.

Por ejemplo, si tu blog trata de cosmética natural, lo normal será que estas palabras aparezcan en la mayoría de tus post. Lo mismo si tu página web o blog trata de psicología.

Cómo elegir las palabras clave para tu blog

-Piensa en qué palabras escribirán los usuarios en la barra de búsquedas de Google para llegar a tu empresa. Inclúyelas en tu post.

-Puedes utilizar generadores de palabras clave como Google Adwords o Kwfinder. Te proporcionan las palabras que generalmente van asociadas a las que tú ya tienes pensadas y te informan sobre el volumen de tráfico (cuántas búsquedas) que generan.

No obstante, esto no significa que tengas que repetir estas palabras de forma mecánica en tu post.

Pese a incluir palabras clave, la lectura del texto debe ser fluída (recuerda el primer paso de esta guía: tu público acude a tu web para resolver sus dudas/necesidades).

Para ayudarte, sí que puedes utilizar sinónimos de las palabras clave. Por ejemplo, en el post sobre beneficios de la cosmética natural, puedes hablar de cremas, pomadas, lociones… Google identificará estas palabras como similares.

Para lograr un trabajo de SEO perfecto, añade títulos secundarios (las llamadas etiquetas H1, H2…) a modo de epígrafe, donde pueden aparecer también las palabras clave.

4. Elige una estructura correcta y atractiva para tus textos.

Una vez que tenga las palabras clave, se incluyen en el título y en el texto. Lo ideal es que la primera vez que aparezcan sea en el primer párrafo. Por dos razones: Google valora que las palabras clave aparezcan en el primer párrafo (así que estarás trabajando el SEO de tu blog) y atraparás la atención de tu público.

¿Cómo se plantea esto? Utilizando la estructura de pirámide invertida típica de los textos periodísticos: divides la información de tu texto entre “lo más importante” y “lo menos importante”, y escribes más importante al principio y aportando los datos menos importantes al final del texto.

“El lector, cuando pasa por tu blog, quiere solucionar sus dudas de la manera más rápida posible. Facilítale el trabajo poniendo la información más importante al principio y dando una buena estructura a tu texto”

Una estructura muy popular es también el uso de listas (“4 pasos para… 5 ideas para…”) o el uso de guiones o bulletpoints para dividir los distintos tipos de información.

5. ¿Cuántas palabras debe tener un post?

De nuevo, es necesario recordar que vivimos en una época y en un medio (el digital) donde el tiempo y la atención son escasas. El internauta quiere encontrar respuestas a sus preguntas de forma rápida y clara.

Con anterioridad, se apostaba por lo general (siempre dependerá del tema, del tipo de web) por post cortos, de alrededor de 300 o 400 palabras.

No obstante, y siempre dependiendo de la temática y la competencia en cada campo concreto, hoy en día se apuesta más por la exhaustividad en los contenidos. (Aquí te cuento por qué estoy de acuerdo con esto y en otro post alguna de mis estrategias para conseguirlo)

Es decir, dependiendo de la temática a la que se dedique tu negocio, quizás debas apostar por contenidos más largos (1000, 1500 palabras). Esto no significa que debas escribir palabras al tuntún: añade valor e información para que tus lectores quieran volver a tu blog.

blog textos freelance

6. Revisión y corrección del post

Este es un paso importante, si no el que más. Una vez que pulses el botón de publicar, quieres que tu texto esté preparado y no tenga errores. Para ello, un redactor profesional hace varias cosas:

-La corrección ortotipográfica.

Verifica el uso de mayúsculas y minúsculas, b,v,h,j,v, la puntuación, dónde poner comillas, dónde poner cursiva

-La corrección de estilo.

Comprueba que el texto se adapte a la situación comunicativa (el emisor, el canal, el receptor…) y hace los cambios en caso de que no lo haga. Por ejemplo, si es un texto para un blog de belleza, se espera del emisor que se muestre más cercano al receptor. Un artículo sobre psicología podría optar por dos opciones: un tono más objetivo y científico, o un tono de cercanía y empatía con respecto a sus lectores.

En este post te explico más sobre el tono y el estilo apropiados para un blog de empresa.

-La corrección en la cohesión y en la claridad de conceptos.

Todas las palabras y oraciones que utilizadas deben expresar lo que quieren de la forma más clara posible. Un redactor profesional evita ambigüedades y rodeos y se asegura de que cada oración haga avanzar el contenido de tu texto, que aporte datos nuevos.

Igualmente, comprueba que no repites palabras de forma innecesaria y utiliza sinónimos.

-Prueba clave: el redactor comprueba que tu texto ha respondido a la pregunta que se plantea en el título.

Parece una tontería, pero a veces la escritura de un texto nos lleva por derroteros que al principio era imposible imaginar.

Una vez comprobado que todo esto está en marcha, ¡el post está listo para ser publicado!

Todos estos pasos requieren de un tiempo largo que a lo mejor no puedes  emplear. Para eso existimos los redactores profesionales.

Si quieres que te ayude a crear un blog con contenidos interesantes y atractivos, que convenzan y capten la atención de tu público, contacta conmigo, mira mi portfolio con ejemplos de redacciones que he realizado, o revisa los servicios que ofrezco como redactor freelance.

alba diez redactor freelance

2 opiniones en “Cómo escribe un blog un redactor de textos profesional”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *