Corrector de textos freelance: qué hace y por qué contratarlo

El trabajo de un corrector de textos freelance es vital para conseguir unos contenidos claros y que cumplan su misión.

La corrección de un texto puede llevarla a cabo tanto el propio redactor que haya elaborado el texto, como un corrector de textos freelance, que es contratado para llevar a cabo esta acción.

Como corrector de textos profesional, se deben tener en cuenta los posibes errores que se hayan cometido a cuatro distintos niveles.

alba diez redactor freelance

Corrección ortotipográfica

Para que un texto sea correcto, en primer lugar, se deben observar los posibles errores ortográficos. ¿Están todas las h? ¿Las b o las v? Y, ¿todas las mayúsculas?

Pero la correccion ortográfica va más allá de problemas en escribir una palabra concreta. Para poder corregir un texto es necesario poseer conocimientos profundos de una lengua, a nivel gramatical y semántico.

corrector de textos freelance

Además, habrá que estar al tanto de las últimas recomendaciones de las autoridades de la lengua y la ortografía. Por ejemplo, ¿las siglas llevan mayúscula y puntos entre ellas o esta regla ha cambiado? ¿Utilizamos tildes en la palabra solo para diferenciar entre el adverbio y el adjetivo?

Por último, todos los textos que provengan de una misma empresa deberán ser unitarios, siguiendo algo conocido como el libro de estilo. En él, se estipula por ejemplo si las expresiones en inglés van en cursiva o entre comillas o cómo marcamos los títulos de los libros.

Un corrector de textos freelance se adaptará al estilo de la empresa que le contrata, o incluso podrá crear el libro de estilo que más convenga.

Corrección de estilo

 

Un buen texto debe ser adecuado a la situación comunicativa en la que va a ser publicado. Para ello, un corrector de textos  freelance profesional se fija al menos en estas cosas:

La relación entre emisor y el receptor.

Al escrutar un texto, el corrector de textos freelance estará atento a si la situación comunicativa requiere que el emisor aparezca (por ejemplo, utilizando los pronombres personales yo o me o a través de verbos de opinión como opino, me parece…) o, por el contrario, pide un emisor más aséptico.

Un ejemplo: el texto para las instrucciones de un microondas y el de un artículo sobre cuidados de la piel publicado en un blog sobre belleza pertenecen a dos situaciones comunicativas totalmente diferentes.

En el primer texto nos sorprendería leer frases como “En mi opinión, lo mejor para solucionar los problemillas con el modo de descongelación será que nunca te pases de subir los vatios”. Un lector acude a unas instrucciones de un microondas para ser informado de la forma más clara posible sobre su funcionamiento. La presencia de un emisor más cercano al lector sí que puede esperarse en un blog sobre estética, donde el emisor es percibido como alguien que puede tener los mismos problemas que el lector, pero sabe solucionarlos.

La función comunicativa

Todo texto cumple una función: informar al lector de algo, convencerlo sobre algo, expresar unas ideas… y el lenguaje que utilice el texto deberá adecuarse a estas funciones. El trabajo del corrector de textos freelance será localizar posibles mejoras para hacer que el texto sea adecuado a su función.

 

Por ejemplo, si el texto trata de convencer a alguien sobre una opinión, seguramente sea necesario utilizar la primera persona del plural (nosotros). Por otro lado, la finalidad informativa hará que un texto deba ser más aséptico, haciendo uso de la tercera persona del singular.

Canal

El canal es el modo a través del cual se publica un texto. En una noticia, el canal será el periódico. En una carta, el canal será la hoja de papel dentro del sobre, etc. El canal determinará en parte la estructura del texto. Por ejemplo:

¿Es el texto un e-mail? Entonces necesitará un saludo correcto, unas líneas sobre las razones por las que escribes o una despedida. ¿Es un artículo para un blog? Podemos utilizar links a anteriores posts o a otras páginas web.

 

Corrección en la cohesión

Un texto debe presentar unidad en su temática. Las instrucciones de un microondas nos remitirán siempre al microondas y no a otros electrodomésticos o temáticas diferentes.

Para demostrar esta unidad, es correcto utilizar distintos mecanismos de cohesión: la repetición de palabras, el uso de familias léxicas, de sinónimos, de antónimos, de campos semánticos…

A la hora de enmendar la cohesión de un texto, el corrector de textos freelance se fijará en estos aspectos. Por ejemplo, podrá notificar a su cliente de que una palabra aparece repetida demasiadas veces, y proponer el uso de sinónimos que hagan la lectura menos pesada.

 

Corrección en la claridad de conceptos

Las ideas que trata de transmitir un texto deben quedar claras. Es también función del corrector de textos freelance la de ofrecer ideas para mejorar la claridad del mismo.

Por ejemplo,quizás un texto concreto quede más claro utilizando otro tipo de estructura. Además, quizás haya expresiones ambiguas o palabras que puedan dar lugar a equívocos. O quizás la expresión de un concepto complicado haya quedado demasiado enrevesada. Un buen corrector se fijará en esto y propondrá ideas para lograr un texto más claro y que, por tanto, logre sus objetivos.

Mi trabajo es el de redactora freelance y correctora de textos freelance. Ponte en contacto conmigo en alba@textosfreelance.es y hablemos de tu proyecto.

Una respuesta a “Corrector de textos freelance: qué hace y por qué contratarlo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *